Inclusion | Opportunity | Innovation

Las tiendas de licor del condado pierden millones de dólares al año. Que se puede hacer al respecto?

Estimado residente:

El condado de Montgomery tiene una política de alcohol inusual. Los restaurantes y las tiendas privadas deben de comprar cada botella de vino, whisky o cerveza directamente del almacén del condado.

(A menos que se haya producido localmente, en ese caso el producto puede ser entregado directamente por el fabricante).

El condado también opera 25 tiendas de licor, más conocidas como tiendas de “Liquor and Wine”. Estas son las únicas tiendas donde se puede comprar licor en el condado.

Hay cientos de tiendas privadas que venden vino y cerveza (beer and wine), pero solo un puñado de supermercados lo hacen.

Si usted sigue los temas locales, probablemente sepa que nuestro sistema genera millones en ingresos, aproximadamente de $20 a $30 millones de dólares al año que se distribuyen a escuelas, parques y a otras prioridades.

Sin embargo, lo que le puede sorprender es saber que la ganancia neta se debe totalmente a la operación del almacén de alcohol del condado. La realidad es que las operaciones de comercio de las tiendas de Liquor and Wine están perdiendo regular dinero, ¡alrededor de $ 5 millones de dólares al año!

En la revisión del presupuesto de este año y en diálogo con el concejal Katz, el Servicio de Bebidas Alcohólicas o ABS (anteriormente DLC) nos ha comunicado que recientemente han realizado cambios en sus prácticas contables para hacer un mejor seguimiento a las ganancias y pérdidas de cada tienda. También compartieron que son pocas las tiendas que pierden dinero.

Deseando comprender mejor el tema, le pedimos al personal del consejo que analizara los datos financieros recientes de el Servicio de Bebidas Alcohólicas.

FY19 ABS Retail Store Profit and Loss (all stores)

Al ver el análisis del personal del Consejo, me sorprendió descubrir que casi todas las tiendas de Liquor and Wine pierden dinero.

Desde hace ya bastante tiempo que las tiendas de Liquor and Wine aparentan ser rentables debido a que el almacén del condado no les ha estado cobrando un margen de ganancia durante las transacciones de venta.

Por esta razón los inventarios de venta han parecido bajos y consecuentemente las tiendas se han visto artificialmente rentables; en otras palabras, las tiendas de Liquor and Wine se han estado quedando con las ganancias del almacén del Condado.

A base de lo sucedido, el Servicio de Bebidas Alcohólicas ha cambiado sus prácticas para que ahora los inventarios de las tiendas de Liquor and Wine reporten los mismos precios que los inventarios de las tiendas de comercio privado- ahora, el costo de alcohol incluye un margen de ganancia cobrado por el almacén del condado. Este ha sido un buen cambio porque permite al Condado analizar el costo real que el servicio proporciona.

Las nuevas cifras del año fiscal pasado muestran que 19 de las 25 tiendas de Liquor and Wine no son rentables y muestran una pérdida neta anual promedio de más de $230,000. Si bien la operación del almacén del condado remitió una ganancia de más de $34 millones al presupuesto del condado del año pasado (incluyendo los pagos destinados al servicio de deudas), las operaciones de las tiendas de Liquor and Wine en realidad perdieron más de $5 millones de dólares.

En otras palabras, si el Condado hubiera actuado solo como mayorista en estas transacciones; es decir, vendiendo el producto a tiendas privadas en lugar de a tiendas de Liquor and Wine, los fondos del condado hubieran ganado lo perdido es decir, un poco más de $5 millones de dólares; fondos que podríamos usar para apoyar, por ejemplo, al Plan educativo para el futuro de Maryland (The Blueprint for Maryland’s Future).

Qué se puede hacer al respecto?

No existe justificación alguna para operar tiendas que pierden dinero en vez de ganarlo.

En este momento, lo que nos conviene más desde un punto financiero es quedarnos con el almacén y cerrar las tiendas de Liquor and Wine y dejar que las tiendas privadas vendan licor.

En ese caso, tendríamos que crear un régimen de licencia para que las tiendas privadas vendan alcohol, sin embargo, eso requeriría cambios en la ley estatal y no es claro si la legislatura del estado apoyaria ese cambio.

Existe otra opción. En el 2015, presidí el Comité de Control de Licores Ad Hoc del Consejo. Las investigaciones del Comité sacaron a la luz cuestiones que dieron lugar a una amplia gama de reformas.

(También desatamos el sector de producción de alcohol artesanal, el cual continúa prosperando, con múltiples cervecerías en el centro de Silver Spring, Rockville / Derwood y Olney / Brookeville; y nuevas bodegas y destilerías).

Gracias al trabajo del Comité de Control de Licores Ad Hoc, el estado adoptó una ley que en vez de proporcionar licencias permite al Condado la venta de licor a tiendas privadas por medio de contratos. Reemplazar las tiendas del Condado de esta manera permitiría al Condado mantener el control sobre la ubicación y la densidad de las tiendas de licor en el Condado, esto es algo algo que le interesa a muchas personas.

Esta opción le permitiría a las tiendas privadas de Beer and Wine a expandir sus ofertas y generar más clientela. Esta opción tampoco requiere ninguna acción legislativa estatal. El Ejecutivo del Condado, si así lo quisiera podría ordenar al Servicio de Bebidas Alcohólicas poner este cambio en marcha.

Una última opción sería ejecutar la operación de ventas, pero esta vez con ganancias. Eso requerirá cambios grandes (pero tal vez pueda funcionar).

En mi opinión, los residentes toleran los Liquor and Wine del Condado porque creen que estas tiendas producen fondos destinados a la educación y la seguridad pública entre otras prioridades. Pero ahora, sabiendo que nos está costando dinero mantener abiertos los Liquor and Wine del Condado el tema es percibido completamente diferente.

Con todas las necesidades que existen en nuestra comunidad, no podemos gastar fondos en servicios que no tienen un beneficio público convincente.

Francamente, la única consideración que de debe tener en esta situación, es consideración hacia los trabajadores de las tiendas de Liquor and Wine. Los trabajadores se merecen un trato justo; pueden haber trabajos vacantes en el condado que podrían llenar.

Espero que nuestra carta al Ejecutivo del Condado lo aliente a elaborar un plan para que un cambio suceda pronto.

Acerca del almacén

Si bien el Comité Especial recomendó la privatización parcial del almacén de alcohol del condado, nos detuvimos antes de decir “hay que deshacer todo”. Una de las razones por la cual nos detuvimos es debido a que las ganancias del almacén se utilizaron para asegurar alrededor de $125 millones en bonos, una operación financiera a largo plazo, una decisión tomada por el Condado en el 2008 y 2009 con la que debemos de vivir hoy.

Cualquier movimiento que resulte en la pérdida de flujo de ingresos que respaldan a esos bonos requeriría que el Condado use el presupuesto general de construcción para pagarlos.

Los bonos asegurados equivalen a aproximadamente a el costo de una nueva escuela secundaria. Actualmente estamos construyendo tres escuelas secundarias en nuestro programa de construcción: Crown (Gaithersburg), Woodward (Bethesda) y Northwood (Silver Spring), lo que le está costando al Condado alrededor de $125 millones de dólares por cada una. Con eso en mente y examinando un posible trueque realista, ¿cuál de tres escuelas deberíamos sacar del programa de construcción para poder pagar los bonos del almacén?

Por más que esté a favor de una reforma de licor, siempre he creído que invertir en las escuelas es una prioridad más importante para la mayoría de nuestros residentes.

Los supermercados deberían de vender cerveza y vino

Finalmente, un tema que creo que la legislatura estatal debe abordar con urgencia es permitir que los supermercados vendan Beer and Wine. Esto está prohibido por la ley estatal y cambiarlo requiere crear un tipo de licencia que permita su venta en los supermercados, esto es algo que solo la legislatura estatal tiene el poder de hacer. Cambiar este mecanismo no nos costaría ni un céntimo, todo lo contrario, nos generaría ingresos.

Mucha gente asume que esta extraña restricción es parte de nuestro sistema del Condado, pero el hecho es que es una prohibición estatal que se creó para proteger a las tiendas privadas de Beer and Wine de su mayor competencia; los supermercados.

Esto tiene que cambiar.

En Resumen
El 3 de Octubre, los concejales Katz, Glass, Rice, y Hucker colaboraron conmigo y juntos le escribimos una carta al Ejecutivo Elrich acerca de nuestro descubrimiento con respecto a las tiendas de Liquor and Wine y su pérdida de $5+ millones de dólares anuales.

En la carta le pedimos al Ejecutivo que revise la información proporcionada y que por favor nos responda con un plan de acción para fines de año si es posible.

Gracias,

Hans Riemer Signature

Hans Riemer
Concejal del Condado de Montgomery

print