La reforma policial es mi prioridad

Estimado residente:

Es posible que haya visto las noticias y las imágenes de un niño de 5 años que fue esposado y traumatizado por agentes de la policía en Silver Spring, mientras que el personal de MCPS no hacía nada.

Una tragedia como esta nunca debería haber sucedido. Es absolutamente inaceptable.

Lo que ocurrió es un síntoma más de décadas de depender demasiado de nuestro sistema de justicia penal para resolver problemas en la sociedad. Necesitamos cambios en el sistema policial, así como cambios en la forma que la policía responde en situaciones que implican a los jóvenes en las escuelas y a las personas con necesidades de servicios sociales o de salud mental.

¿Eso significa “desfinanciar” o “abolir” a la policía? No, significa priorizar la reforma policial y trazar una nueva visión para mejorar los servicios sociales. Nuestros agentes de policía deben centrarse en resolver delitos graves y mantenernos a salvo.

Para llegar allí, sus funcionarios electos deben hacer de la reforma su prioridad y enfrentarse a los defensores del status quo.

Durante casi tres años he trabajado con grupos comunitarios y organizaciones juveniles para promover una amplia gama de iniciativas que incluyen

  1. Creación de nuestra histórica Comisión Asesora Policial, que convoca a líderes comunitarios para promover las mejores prácticas, como por ejemplo, mejorar las capacitaciónes y fuentes de datos (Proyecto de ley 14-19)
  2. Reformar el entrenamiento policial para que el jefe de policía pueda disciplinar a los oficiales que violen las políticas y abolir la política de disciplina disfuncional de la FOP que se ha encontrado altamente problemática como se destaca en este editorial del NY Times (Proyecto de ley 34-20).
  3. Traer transparencia al convenio colectivo y limitar la capacidad del FOP para socavar los objetivos críticos de política pública adoptados por el Consejo o el Jefe del MCPD (Proyecto de Ley 34-20)
  4. Reducir el sesgo de discriminación por perfil racial al restar importancia al control del tráfico en MCPD y aumentar las operaciones automatizadas que pueden ser administradas por MCDOT
  5. Proporcionar fuentes de dato abiertas y mejores sobre las operaciones del departamento de policía.
  6. Reemplazar a los oficiales de policía en las escuelas con terapistas y con un modelo de justicia restaurativa que no dependa de la policía y que no resulte en arrestos de jóvenes, los cuales merecen algo mejor: legislación de la que fui coautor con el concejal Jawando (proyecto de ley 46-20) .

Finalmente, he apoyado las propuestas de mis colegas, incluida la legislación propuesta por los concejales Jawando, Rice, Navarro y Albornoz para limitar el abuso de fuerza, así como la legislación del concejal Jawando para exigir investigaciones independientes cuando hay incidentes.

Para impulsar un enfoque basado en la salud mental, he apoyado varias propuestas; como las propuesta hecha por el presidente del Consejo, Hucker, para crear equipos comunitarios de crisis que puedan responder a las llamadas al 911, para así abordar las necesidades de salud mental de las personas.

Algunas de estas reformas se han promulgado y algunas aún se encuentran en el Consejo.

Voy a seguir trabajando en esto porque todos los residentes merecen estar seguros de que los agentes de policía los protegerán. Es una cuestión de equidad y también de justicia racial.

Los agentes de policía arriesgan sus vidas y merecen nuestro apoyo; es por eso que los poderes que ejercen deben ir acompañados de transparencia y responsabilidad.

Creo que estas reformas ayudarán a restaurar la confianza en la policía, y cuando haya mayor confianza y éxito en la comunidad, veremos más personas que quieran dedicarse a la seguridad pública.

Es un trabajo como este el que me motivó a entrar al servicio público.

Si hacemos de la reforma una prioridad, podremos hacerlo.

Atentamente,

Hans Riemer Signature

Hans Riemer
Concejal del Condado de Montgomery

print