Council creates Police Advisory Commission

I am pleased to let you know that the County Council unanimously passed legislation I authored to establish a Police Advisory Commission.

I am writing to share some background about the proposal and what I hope it can achieve. You can watch a video of my remarks at Council here.

I support our police officers without hesitation. They serve our community under tremendous pressure. We are all fortunate for the work they do, day in and day out, to keep us safe.

The Washington Post editorial board, which pushed hard for the bill, says it “could prompt other localities to fashion more meaningful civilian oversight of law enforcement.”

I also support police reform, because the police profession needs to constantly evolve and improve as our challenges change. And like jurisdictions across the country, we too have our share of issues that need to be addressed. Keep reading >>

Montgomery County Council adopts landmark legislation to create Policing Advisory Commission

Councilmember Riemer’s bill will create a new body to bring police and communities together and improve police policies and procedures

ROCKVILLE, Md., December 3, 2019—The Montgomery County Council today unanimously adopted Bill 14-19, introduced by Councilmember Hans Riemer, creating a Policing Advisory Commission. Councilmembers Will Jawando, Tom Hucker and Evan Glass were cosponsors of Bill 14-19.

The goal of the Commission is to improve Council oversight of the Montgomery County Police Department (MCPD) and strengthen community trust in police. The Commission will advise the Council on policing matters, provide information regarding best practices, and recommend policies and programs.

“We have an excellent police department staffed by conscientious public servants,” Riemer said. “But we are not immune to the challenges that communities are facing all over the country. Montgomery County can be part of the solution by embracing a new approach that centers police work in community participation and community values.” Keep reading >>

El Consejo supervisa temas de seguridad pública

Estimado residente:

Imagine por un momento las radios que utilizan el personal de primeros auxilios. Estas radios funcionan transmitiendo señales a través de una red de torres ubicadas en distintas zonas del Condado.

Los bomberos, ambulancias y oficiales de policía necesitan un nuevo sistema de radiocomunicación ya que el actual está fallando y hay momentos en que la señal de radio es poco confiable.

En cualquier momento bomberos en una estructura en llamas u oficiales de policía que llamen por refuerzos podrían recibir un tono ocupado en vez de ayuda. Lamentablemente, 75% de los canales dejaron de funcionar por unas horas un fin de semana en Mayo.

Las radios y las torres formen un sistema

El condado viene trabajando por varios años en un nuevo sistema de 22 torres. El nuevo sistema de radiocomunicación está casi listo y se planea lanzar en Otoño del 2020.

Sin embargo, el plan de el Ejecutivo del Condado de cancelar dos ubicaciones críticas de torres de el nuevo sistema creó confusión en muchos y puso en riesgo la finalización del proyecto.

Algunos residentes no están de acuerdo con la ubicación de una de las torres que se encuentra en la intersección de trébol entre Georgia Avenue y el ICC. Además, unos cuantos residentes también compartieron sus inquietudes acerca de la ubicación de una torre que se planea colocar cerca del río Potomac.

Map of the 22 public safety radio towers

En respuesta, el Ejecutivo del Condado ordenó a su personal que buscaran alternativas.

Los miembros del Consejo nos alarmamos cuando escuchamos de los bomberos y del personal de gestión de emergencias que sin esas dos torres la red no funcionaría como estaba previsto, particularmente en Olney, Leisure World y la cuenca del río Potomac.

“Este problema es ahora una emergencia de seguridad pública que requiere una acción inmediata y rápida para evitar mayores riesgos hacia la seguridad de los ciudadanos y de los oficiales de seguridad pública que arriesgan sus vidas a diario.” Asociación de Bomberos del Condado de Montgomery

Si bien la búsqueda de alternativas puede parecer razonable, resulta que no se puede eliminar 1 de las 22 torres sin antes:

  • Implementar una red con cobertura en puntos débiles donde faltan torres
  • Reconfigurar la red en su totalidad, la red está diseñada como un sistema interdependiente y funciona como una sola unidad, posiblemente requeriría un retraso y ya no se lanzaria en Otoño 2020, lo que significa que el Condado continúaria confiando en un sistema fallido por más tiempo
  • Buscar ubicaciones alternas, sin promesa de encontrar mejores alternativas.
  • Construir torres alternativas que podrían costarles a los contribuyentes millones más de lo planeado

Ninguna de estas posibilidades son aceptables. Es por eso que el Consejo votó de forma unánime para aprobar una enmienda al presupuesto capital que requiere que el poder ejecutivo resuma y continúe con el proyecto según lo planeado. Video: mis comentarios acerca de la enmienda del presupuesto.

Si bien el Consejo lamenta mucho la insatisfacción que estas dos torres han causado a algunas personas, hay decenas de miles de residentes en el área de Olney y un millón de nosotros en todo el Condado que confiamos y contamos con que nuestro personal de primeros auxilios puedan hacer su trabajo, todos los días y a cada minuto.

Si hubiera una ubicación alterna disponible que no retrase el proyecto, que no cause que el área tenga una cobertura menor en el ínterin y que no le cueste millones de dólares al condado, podríamos eligir esa opción, pero no la hay.

En respuesta a las preguntas del Consejo sobre la torre restante, Bretton Woods, el representante del Ejecutivo del Condado dijo: “nos hemos quedado sin tiempo porque se anticipa que el proceso de investigación, finalización de ubicación, permiso, construcción y prueba de este sitio alterno tomará más de 18 meses. El Ejecutivo ha ordenado al personal condensar el proceso lo más que se pueda, pero no se puede garantizar que el sitio alternativo esté listo para la fecha límite de Diciembre de 2020.”

Y es por eso que debemos avanzar sin demora en esta iniciativa crítica de seguridad pública. Con nuestro voto unánime, el Consejo insiste en ello.

Sinceramente,

Hans Riemer Signature

Hans Riemer
Concejal del Condado de Montgomery

Fortaleciendo la supervisión policial

Estimado residente,

Como comunidad que proporciona liderazgo en temas importantes, el Condado de Montgomery con el apoyo de la comunidad tiene la oportunidad de fortalecer el trabajo policial.

Sé que tenemos un excelente Departamento Policial, lleno de servidores públicos conscientes, responsables y altamente profesionales.

A la misma vez, no somos inmunes a los desafíos que enfrentan las comunidades en todo el país.

“La vigilancia debe dirigirse en una dirección diferente en lo que respecta a la transparencia y a la participación de la comunidad”, comentó recientemente un jefe de la policía local cuando discutimos sobre la situación en todo el país y aquí en casa. “Lo que estamos haciendo ahora no está funcionando.”

Por eso, el 18 de junio, presentaré una legislación con el Concejal Will Jawando, con el apoyo de NAACP, Identity, Casa de Maryland, ACLU, Judíos Unidos por la Justicia entre otros grupos, para establecer una Comisión de Vigilancia Policial.

La Comisión permitirá la participación “civil” en la formulación de políticas del Departamento de Policía, utilizando datos y centrándose en las mejores prácticas, y fortaleciendo la función de supervisión del Consejo.

A diferencia de las juntas de supervisión de civiles en otras jurisdicciones, esta comisión no abarcará asuntos disciplinarios. No revisará las quejas sobre un oficial ni investigará incidentes relacionados con la policía. Si bien esos son asuntos cruciales, la ley del estado de Maryland niega a un cuerpo como este jurisdicción sobre asuntos de personal.

En su lugar, esta Comisión se centrará en las políticas que pueden evitar que estos incidentes ocurran en primer lugar. Por ejemplo:

  • Policía comunitaria: ¿cómo podemos convertirnos en una fuerza policial comunitaria más fuerte?
  • Capacitación de técnicas de de-intensificación durante intervenciones policiales: ¿está nuestro programa bien implementado y entre las mejores prácticas?
  • Paradas de tráfico: ¿cuáles son los resultados de las paradas de tráfico? ¿Qué muestran los datos? ¿Cuál es el costo / beneficio?

No hay duda que temas como estos son apropiados para ser discutidos y supervisados por el público. De hecho,las profundas consecuencias que tienen las acciones policiales hacen que el público merezca ser parte de la discusión y vigilancia.

Históricamente, asuntos de política se tratan internamente con el liderazgo de la policía. El departamento de policía toma decisiones de política con supervisión mínima del Ejecutivo y el Consejo del Condado y con contribución limitada del público.

Ahí es donde entra en juego la nueva Comisión. Al tener residentes expertos en política penal y que representan a comunidades que no siempre han escuchado sobre asuntos policiales, la comisión se reunirá y deliberara sobre asuntos de política que son de gran interés público. Investigadores apoyaran a la Comisión para ayudar a garantizar una conversación basada en hechos.

La Comisión hará recomendaciones al Departamento y al Consejo del Condado. Un gran ejemplo de este enfoque se opera con éxito en Sacramento, donde la iniciativa ha recibido apoyo no solo de los grupos comunitarios sino también del departamento de policía.

Una fuerte coalición está abogando por este proyecto de ley, varias organizaciones se han dirigido recientemente en una carta al Consejo y al Ejecutivo del Condado planteando su posición frente a este proyecto “se convertirá en un camino importante para mejorar la confianza entre la comunidad y el Departamento de Policía.”

Es posible que haya visto un editorial recientemente en el Washington Post sobre la propuesta. El Post declaró:

Con más de 1 millón de residentes, Montgomery es la jurisdicción más poblada de Maryland. Es un líder y un líder cuyo ejemplo podría incitar a otras localidades a diseñar una vigilancia civil más significativa de lo que se aplica en la ley. La comisión puede iniciarse prontamente , o puede verse obligada a actuar más adelante, bajo presión y en medio de una probable controversia como cuando se produce una muerte injustificada a manos de la policía. El momento de actuar es ahora.

Estoy de acuerdo con la creación de una comisión civil de vigilancia policial, y espero trabajar a través del proceso legislativo con mis colegas del Consejo durante el verano y otoño.

Una audiencia pública del comité está programada tentativamente para el 9 de julio seguido por sesiones de trabajo y discusiones.

Gracias por su atención! Si tiene comentarios, por favor, comparta enviándome un correo electrónico a Councilmember.Riemer@montgomerycountymd.gov.

Sinceramente,

Hans Riemer Signature

Hans Riemer
Concejal del Condado de Montgomery


Por favor, comparte este enlace de suscripción con tus compañeros y familia

Strengthening police oversight

Dear Resident:

As a community that provides leadership on important issues, Montgomery County has an opportunity to strengthen police work by building greater community support.

I know that we have an excellent Police Department – full of conscientious and highly professional public servants.

But we are obviously not immune from the challenges that communities all over the country are facing.

“Policing needs to go in a different direction on transparency and community engagement,” a local police chief recently shared with me as we discussed the situation around the Country and here at home. “Where we are now isn’t working.”

That is why, on June 18th, I am introducing legislation with Councilmember Will Jawando, supported by the NAACP, Identity, Casa de Maryland, ACLU, Jews United for Justice and other groups, to establish a Policing Advisory Commission.

The Commission would allow for “civilian” participation in Police Department policy formulation, using data and focusing on best practices, and strengthening the Council’s oversight role.

Unlike civilian oversight boards in other jurisdictions, this Commission would not address disciplinary matters. It would not review complaints about an officer, or investigate a police-involved incident. While those are crucial matters, Maryland state law denies a body like this jurisdiction over personnel matters.

Instead, this Commission would focus on the policies that could prevent these incidents from occurring in the first place. For example:

  • Community police — how can we become more of a community police force?
  • De-escalation training — is our program a best practice and is it well implemented?
  • Traffic stops — what are the outcomes from traffic stops? What does the data show? What is the cost/benefit?

There is no doubt that issues like these are appropriate for public discussion and oversight. In fact, given the profound consequences of police action, there is nothing more deserving of public discussion and oversight.

Historically, these kinds of policy issues are often addressed internally at the Department, with the police leadership making policy decisions with minimal oversight from the County Executive and Council and limited input from the public.

That is where a Commission comes in. With members drawn from residents who are experts in criminal justice policy as well as representing communities that have not always been heard on police issues, the body would meet and deliberate over policy matters that are of significant public concern. Researchers would support the Commission to help ensure a data-driven conversation.

The Commission would make recommendations to the Department and the County Council. A great example of this approach is successfully operating in Sacramento, where the initiative has earned support not only from community groups but also the police department there.

A strong coalition is advocating for the bill because, as the groups recently wrote in a letter to the Council and County Executive, the Commission “will become an important pathway to enhance trust between the community and the Police Department.”

You may have seen a recent editorial in the Washington Post about the proposal. The Post stated:

With more than 1 million residents, Montgomery is Maryland’s most populous jurisdiction. It is a bellwether and a leader whose example could prompt other localities to fashion more meaningful civilian oversight of law enforcement. It can move proactively now, or be forced to act later, under pressure and amid controversy, when an unwarranted death occurs at the hands of police. The former is the smarter way to go.

I agree, and I look forward to working through the legislative process with my Council colleagues over this summer and into the fall.

A public hearing is tentatively set for July 9 with committee and full Council worksessions to follow.

Thanks for reading and participating. If you have feedback, please share by emailing me at Councilmember.Riemer@montgomerycountymd.gov.

Sincerely,

Hans Riemer Signature

Hans Riemer
Councilmember, At-large